Los pasados días 1 y 4 de junio tuvimos la ocasión de visitar la Fundación Mona, un refugio fantástico situado en Ruidellots de la Selva que funciona como santuario para acoger primates maltratados que han sido artistas de circo, de televisión o incluso han sido mascotas ilegales adquiridas en el mercado negro. En muchos casos, estos animales han vivido sufriendo y en soledad y, gracias a la fundación Mona y a los cuidados que les proporcionan, estos primates rescatados pueden volver a vivir entre sus congéneres y establecer nuevas y sólidas relaciones sociales y afectivas.

visita a la fundación mona 2

Los trabajadores y voluntarios de la Fundación Mona ayudan a rehabilitar física y mentalmente a todos estos primates que reciben para que sean capaces de recuperar sus habilidades sociales y vivir en comunidad. Los primates son animales sociales y muy inteligentes que sufren mucho en el cautiverio y la soledad. Como en muchos casos es imposible reintroducirlos en un entorno natural, desde Fundación Mona tratan de proporcionarles la vida más digna posible entre sus congéneres, con abundantes estímulos mediante enriquecimiento ambiental y sobre todo, tratando a los primates refugiados con todo el respeto que se merecen.

fundación mona 4

Desde la Fundación Mona, también realizan labores muy importantes de concienciación y de investigación. Esta última se centra en dos áreas: la primera, para monitorizar y mejorar el bienestar de los primates y, la segunda, para descubrir algunas de las muchas incógnitas que aún tenemos sobre cómo vivían nuestros antepasados.

En IDEA y, en línea con nuestra misión de promover el bienestar animal, pensamos que para nuestros alumnos de cursos como técnico en rehabilitación de fauna salvaje, experto en primates y para todos aquellos cursos relacionados con animales de zoológico, es básico que conozcan proyectos como el de Fundación Mona, ya que suponen un sólido ejemplo de trabajo y comportamiento hacia los primates que todos los que trabajamos con animales deberíamos incorporar e imitar. Durante la visita guiada, tuvieron la ocasión de conocer los orígenes de la fundación y se nos explicó la historia de cada uno de los primates allí acogidos. La respuesta de nuestros alumnos fue extremadamente positiva: se mostraron muy reactivos y quisieron aprovechar la visita al máximo realizando un sinfín de preguntas sobre la rehabilitación de los primates, el espacio o las problemáticas que presentaban, entre otras cuestiones.

Un placer haber visitado las instalaciones de Fundación Mona. Os recomendamos encarecidamente que os acerquéis a conocerlas.

¡Esperamos volver pronto!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *