Cada animal tiene su lugar en la naturaleza y cumple una función, de lo contrario, no existiría. A día de hoy, hay muchas personas que pueden pensar de manera errónea que los grandes depredadores son animales malos solo por el hecho de matar a otros animales para obtener alimento. Lobos, tigres, osos, leones, tiburones y muchas otras especies están cada vez más mermadas en todo el mundo. En principio, como los grandes depredadores no suelen ser demasiado numerosos, puede parecer que su desaparición no afecta apenas a los ecosistemas pero, como veremos a continuación, el papel de los grandes depredadores o superpredadores es clave en el equilibrio de los ecosistemas.

Por qué necesitamos a los depredadores: ¿En qué consiste el fenómeno de la cascada trófica?

Los grandes depredadores traen una gran responsabilidad consigo: el control de las poblaciones de sus presas. Lo más lógico es pensar que controlan las especies de animales herbívoros, lo que es cierto, pero también tienen incidencia sobre las especies de pequeños carnívoros, que son los siguientes animales en la cadena alimentaria, también llamados mesodepredadores. Algunos ejemplos son las águilas, los coyotes, las hienas o las comadrejas. Las poblaciones de estos depredadores tienden a crecer mucho y son muy versátiles e implacables con sus presas, lo que hace que su alimento acabe escaseando. Los superpredadores les tienen aversión por naturaleza, ya que en cierto modo se trata de competencia, lo que hace que los tengan especialmente controlados.

por qué necesitamos depredadores mesodepredador coyote

Este fenómeno por el que los superpredadores son capaces de crear cambios en todo un ecosistema con su presencia se denomina cascada trófica. La cascada se compone de una serie de efectos directos e indirectos que ejercen los animales en la cúspide de la cadena alimenticia sobre los organismos de niveles inferiores. Si los grandes depredadores desaparecen, los mesodepredadores se hacen inmensamente fuertes y como se reproducen con más facilidad, crecen de manera descontrolada. Esto hace que mermen sus presas, que a su vez harán que los pequeños insectos o plantas de los que se alimentan crezcan sin que nadie los pare o controle su crecimiento: a su vez, los animales herbívoros de mayor tamaño también aumentarán exponencialmente en número y esto hará que la vegetación disminuya de manera considerable, mermando la flora de su hábitat. De este modo, los grandes depredadores se convierten en una especie de guardianes de las especies más pequeñas y de la biodiversidad del ecosistema.

ciervos depredadores cascada trófica por qué necesitamos depredadores

El ejemplo del parque de Yellowstone en EEUU, donde los lobos consiguieron cambiar hasta el curso del río

yellowstone-yellostone lobos cascada trofica

Hay un vídeo impresionante que circula por Internet que habla sobre el cambio que produjo la reintroducción de lobos en el Parque Nacional de Yellowstone, en el estado de Wyoming, que produjo lo que se conoce como “cascada trófica generalizada”. En el caso de este parque, los lobos habían desaparecido hacía más de 70 años, lo que llevó a una superpoblación de ciervos y coyotes, hecho que redujo la vegetación casi a la nada y acabó con la presencia de un gran número de especies. En 1995, se llevó a cabo la introducción de unos pocos ejemplares de lobos. Nada más llegar, los lobos empezaron a cazar ciervos, lo que hizo que descendiera drásticamente su población, pero no solo eso: consiguieron que los grandes herbívoros como los ciervos evitaran ciertas zonas en las que, “mágicamente”, plantas y árboles como los álamos y los sauces volvieron a crecer.

por que necesitamos depredadores lobos cazando

Esto trajo consigo la llegada de nuevas especies, como aves y castores.

castor cascada trófica por qué necesitamos depredadores

Los castores, a su vez, con las presas que realizan en los ríos, crearon hábitats que atrajeron reptiles, anfibios, peces y otros roedores. Pero la cosa no quedó aquí: como los lobos también redujeron la cantidad de coyotes, los conejos y ratones crecieron y tras ellos aparecieron otros mesodepredadores como zorros, comadrejas, mofetas, águilas y halcones. La población de osos también creció al disponer de más presas y frutos que comer, lo que también reafirmó la posición dominante de los lobos.

por qué necesitamos lobos cascada trofica

El crecimiento de árboles y plantas, por otro lado, logró que la erosión se frenase, que los márgenes de los ríos se estrecharan y se estabilizaran, creando charcas que también atrajeron más especies.

¿No te parece absolutamente impresionante?

Aquí te dejamos un vídeo que lo explica con detalle:

Desde IDEA, queremos a los animales tal y como son y somos muy conscientes de que necesitamos a los depredadores. Si te encantan los animales y quieres aprender más sobre el tema, echa un vistazo a nuestra variada selección de cursos de animales.

IDEA, for the future of animals

Fuente:  https://es.mongabay.com/2010/02/la-importancia-de-los-grandes-depredadores-un-repaso-exhaustivo-de-las-investigaciones-mas-recientes/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *