Hoy, 30 de agosto, es el Día Internacional del Tiburón Ballena (Rhincodon typus). La fecha está marcada en el calendario desde el 2012 con un objetivo claro: dar a conocer a este enorme pez elasmobranquio y concienciar sobre su delicada situación como especie.

En IDEA, desde nuestro compromiso por el bienestar animal y la necesidad de la biodiversidad, nos sumamos a celebrar este día señalando algunas de los aspectos que hacen del Rhincodon typus una especie única. ¿Quieres conocer mejor al tiburón ballena? ¡Sigue leyendo!

5 claves que debes conocer sobre el pez más grande de la Tierra

1) El tiburón ballena es el pez más grande que existe en la actualidad. Su peso medio es de 12 toneladas y su longitud alcanza los 14 metros. Eso sí, se han documentado ejemplares aún más grandes: el récord lo tiene una hembra de 20 metros de largo.

Día Internacional del Tiburón Ballena - Escala

By Matt Martyniuk – Own work, CC BY-SA 3.0

2) Aunque existe la idea de que estos enormes tiburones son implacables deprededores, la realidad es que se trata de una especie que se alimenta, básicamente, de plancton, fitoplancton y krill. Si comen pequeños peces, moluscos o crustáceos es porque se cuelan en su boca debido a su peculiar forma de obtener alimento.

El tiburón ballena come a través de un sistema de filtración: abre su enorme boca para que entre agua y arrastre los nutrientes con ella. Posteriormente, elimina el agua y se queda el alimento que busca. De las más de 400 especies de tiburón que se conocen, es una de las tres que come así. Las otras dos son el tiburón peregrino y el tiburón boquiancho.

Día Internacional del Tiburón Ballena - Boca

En consecuencia, los múltiples y minúsculos dientes del Rhincodon typus (de entre 2 y 6 milímetros) no tienen ninguna función real, sino que se trata de vestigios evolutivos.

3) El tiburón ballena, debido a su tamaño y a su manera prácticamente pasiva de obtener de obtener alimento, es un animal muy lento: recorre 5 kilómetros cada hora. Aunque puede sumergirse hasta 1.000 metros, normalmente se encuentra muy cerca de la superficie, a unos 50 metros, lo que expone a este gran pez tanto al golpe de las embarcaciones como a la pesca en busca de otros ejemplares.

4) La lentitud del tiburón ballena también es madurativa: tarda mucho en crecer y en alcanzar la plenitud sexual, en torno a los 30 años de los 70-100 que pueden llegar a vivir. Por si fuera poco, su fecundidad es bastante baja, por lo que el aumento de la población es lento y complicado.

Día Internacional del Tiburón Ballena - Ejemplar

5) La piel del tiburón ballena es tan fascinante como la del ser humano: sus formas de rayas y puntos son únicas de cada ejemplar. Gracias a esta característica, los científicos que estudian esta especie pueden identificar a cada uno y tener más controladas las poblaciones.

El tiburón ballena, una especie amenazada

El Rhincodon typus habita en aguas tropicales y cálidas. En la actualidad, los dos grupos de población que existen se sitúan en el Indo-Pacífico y en el Atlántico. En el primero, se encuentra el 75% de los ejemplares de la especie y, en el segundo, el 25%.

A pesar de que es muy difícil de contabilizar el total de tiburones ballena que viven hoy, se estima que en los últimos 75 años ha descendido la población en un 63%. Debido a este lamentable dato, la International Union for Conservation of Nature (IUCN) incluye al tiburón ballena en su Lista Roja de especies amenazadas desde 2016.

Por las propias características que veíamos antes, el tiburón ballena sufre numerosas amenazas. La primera es la captura accidental junto al atún por parte de los pesqueros, algo muy común en aguas chinas, donde no se están llevando a cabo legislaciones para su conservación como sí ocurre en otros países asiáticos como Tailandia.

A esto se debe sumar la pesca ilegal, especialmente debido al tráfico que existe de aletas de tiburón. De igual forma, incluso cuando no son el objetivo de los pesqueros, los ejemplares están expuestos a sus golpes debido a su nado próximo a la superficie.

Día Internacional del Tiburón Ballena – Cría

Por otro lado, la contaminación, en sus distintas variantes pero con gran incidencia la de microplásticos, resulta un enorme peligro para su supervivencia. El tipo de alimentación del tiburón ballena lo convierte en una especie muy sensible a los grandes cambios que viven los océanos debido a la actividad humana.

En consecuencia, la incidencia de sus depredadores naturales, la orca, el tiburón blanco y el tiburón tigre, no puede compararse con la que provoca nuestra propia especie.

En la actualidad, son pocos los acuarios que cuentan con ejemplares de tiburón ballena en cautividad. Además del tamaño que requieren las instalaciones y el complicado sistema de alimentación que deben recrear, la larga esperanza de vida de esta especie se reduce.

Hasta el momento, la mayor experiencia de un Rhincodon typus en un aquarium ha llegado a los 18 años en Okinawa. Por este motivo, la mayoría de ocasiones en que el tiburón ballena se mantiene en cautividad es por motivos científicos, ya que resulta difícil de estudiar.

Día Internacional del Tiburón Ballena - Okinawa Aquarium

¿Qué te parece esta fascinante especie? Si eres un apasionado de la ictiología y la acuariofilia, en IDEA cuentas con el Curso de Especialista en Acuariofilia: aprenderás todo sobre los condrictios y otras especies de peces habituales en los acuarios, así como sobre el montaje y mantenimiento de estas instalaciones.

Si te interesa el estudio de las especies amenazadas y las diversas labores de recuperación que se llevan a cabo, tu opción es el Curso de Técnico en rehabilitación de fauna salvaje. ¿A qué esperas para echarle un buen vistazo?

Desde IDEA, esperamos que a través de este post conozcas un poco mejor al tiburón ballena y su preocupante situación actual en su día internacional. Si tienes cualquier duda sobre nuestros estudios, ¡ponte en contacto con nosotros!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *