Este septiembre arranca en IDEA el Curso de Auxiliar en Terapias Ecuestres. Por este motivo, hace algunas semanas realizamos una introducción al mundo de la equinoterapia y hoy la ampliamos para hablar de sus distintas modalidades.

Tipos de terapias asistidas con caballo

Para comprender mejor los distintos tipos de terapia asistida con caballos, debe partirse de su propia definición: la equinoterapia es un tratamiento terapéutico, educativo y recreativo destinado a la mejora del desarrollo físico, psicológico y social de las personas con diversidad funcional, con algún tipo de discapacidad física y/o cognitiva, con limitaciones y/o con necesidades educativas especiales.

La terapias asistidas con caballos tienen un impacto significativo en las áreas psicomotora, psicológica, comunicativas y del lenguaje, así como de la socialización. Sus efectos positivos aumentan la autonomía de estas personas, lo que incide en una mejor calidad de vida e integración social.

Por estas propias características, la equinoterapia es una especialidad amplia, adaptada a las distintas necesidades de sus usuarios, tanto físicas como cognitivas, psicológicas y emocionales. Los usuarios, según su estado inicial y a partir de un estudio médico previo, acceden a uno de los distintos tipos de terapias:

  • Hipoterapia: se dirige a personas con afectaciones físicas y/o cognitivas, congénitas o adquiridas, muy severas. Aprovecha los principios terapéuticos del caballo, como el calor corporal del cuerpo del caballo, los impulsos rítmicos y el movimiento tridimensional que se genera. Las sesiones están dirigidas por un equinoterapeuta, pues el usuario no puede dirigir por él mismo la montura. Dependiendo de su autonomía, hay dos tipos.
    • Hipoterapia pasiva o monta gemela, en la cual el terapeuta se sienta detrás del jinete como apoyo y guía de los distintos movimientos terapéuticos.
    • Hipoterapia activa, con el terapeuta dirigiendo la sesión pie a tierra y el jinete solo sobre el caballo.
  • Equitación terapéutica: en este caso, el usuario sí participa en la preparación y manejo del caballo, mientras que el terapeuta dirige la sesión a pie desde tierra. Incluso, si es posible, se puede aprender las técnicas de la equitación, participar en sesiones a trote y, en algunos casos, a galope. A través del contacto con el caballo, se trabaja con los problemas de aprendizaje y adaptación, pues proporciona una gran motivación, estimula la afectividad, la atención, la concentración, la sensibilidad y los sentidos. De esta manera, tiene unos resultados muy positivos en el aprendizaje y la autonomía. Dependiendo de la intención de cada actividad, la equitación terapéutica se divide en:
    • Equitación adaptada: está dirigida a las personas que practican la equitación como deporte, incluso a nivel competitivo, pero que precisan de adaptaciones específicas para acceder o montar al caballo. El jinete dirige su montura con el asesoramiento y/o guía de un equinoterapeuta.
    • Volteo terapéutico: consiste en la ejecución de ejercicios de gimnasia sobre el dorso del caballo, montado sólo con manta y cinchuelo con asas diseñado para ello.
    • Equinoterapia social: es una disciplina dirigida a personas con problemas de adaptación, quienes a través de la relación afectiva jinete-caballo reciben ayuda para superar sus conflictos, lo que incide en su integración normalizada en la sociedad.

¡Conviértete en Auxiliar en Terapias Ecuestres!

Como ves, la equinoterapia está llena de posibilidades y cada vez tiene una mayor aceptación gracias a sus excelentes resultados. Por este motivo, en IDEA lanzamos el Curso de Auxiliar en Terapias Ecuestres.

Conoce las distintas modalidades de terapias ecuestres - Caballo

A través de este curso, podrás iniciar tu camino profesional en este campo, pues te garantiza una sólida base sobre las características y cuidados necesarios del caballo, la diversidad funcional de las personas y los diferentes tipos de terapias ecuestres. Si después de este curso quieres ampliar tu formación, te ofrecemos también la posibilidad de cursar la formación en Asistente Técnico en Terapias Ecuestres, un nivel más avanzado.

Si quieres trabajar en una profesión en que el cuidado de las personas y los animales van de la mano, no lo dudes: ¡conviértete con IDEA en Auxiliar en Terapias Ecuestres!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *