La avispa asiática se ha convertido en un grave problema para la biodiversidad en Europa, desplazando especialmente a las abejas autóctonas y generando un desequilibrio importante en su nuevo hábitat.

Un reciente estudio llevado a cabo en Catalunya por el Instituto de Biología Evolutiva (CSIC-UPF) revela que el abejero europeo puede convertirse en un aliado clave para controlar esta especie invasora. ¡Te lo contamos!

Antes de nada, ¿qué ocurre con la avispa asiática?

La avispa asiática (Vespa velutina) entró en Europa por Francia en 2004. Desde su llegada en un barco carguero, se ha extendido por todo el continente, ocupando más de 120.000 km². En la Península Ibérica se localizó por primera vez en 2010, alcanzando incluso las Islas Baleares en 2015.

Depredador de la avispa asiática en Europa - Vespa velutina

Imagen por Siga – Own work, CC BY-SA 3.0

La Vespa velutina está entre las 100 especies más invasoras del mundo y tiene un impacto muy negativo sobre la biodiversidad. El caso más evidente es su ataque a las abejas autóctonas (Apis mellifera), a las que cazan para alimentar a sus larvas; los efectos sobre la población de abejas y la apicultura están siendo desastrosos.

Las medidas para erradicarlas en España han tenido efectos diversos: mientras que en Baleares apenas tienen ya presencia, son comunes en Catalunya, Navarra, Euskadi, Cantabria, Asturias y Galicia. También han tenido una notable aparición en Aragón, Castilla y León, Castilla-La Mancha, Extremadura o Andalucía.

La importancia clave de los depredadores: el abejero europeo

El imparable avance de la avispa asiática en Europa se ha debido, en buena medida, a la ausencia de depredadores en este nuevo hábitat. En el Sudeste Asiático sí cuenta con especies depredadoras, como el abejero oriental (Pernis ptilorhynchus), e incluso las abejas de estas zonas han aprendido a defenderse.

Depredador de la avispa asiática en Europa - Avispa comiendo uvas

El trabajo de Roger Vila, Francesc Xavier Macià, M. Menchetti, C. Corbella y J. Grajera publicado en Bird Study destaca que, hasta ahora, tan sólo se tenía constancia de aves alimentándose de ejemplares de avispa asiática o que atacaban colmenas abandonadas.

El gran avance del estudio, llevado a cabo entre 2011 y 2018 en un área de 177 km² de Catalunya, es el descubrimiento del primer depredador de la avispa asiática: se ha comprobado cómo el abejero europeo (Pernis apivorus) ataca sus colmenas para alimentarse y también para nutrir a sus crías.

Los científicos señalan que es un caso sorprendente por la virulencia de esta avispa, pero también destacan que el abejero europeo es un ave que se adapta muy rápido a los cambios de su entorno y que su fisonomía es perfecta para alimentarse de las larvas de estos insectos.

Depredador de la avispa asiática en Europa - Abejero Europeo

Los ejemplares de Pernis apivorus se aprovechan del gran tamaño de las colmenas de la avispa asiática y del tiempo de duración de estas colonias, de entre 5-6 meses. Además, las épocas de mayor número de larvas coinciden con las de mayor necesidad de alimento para esta especie de ave rapaz.

El abejero europeo puede convertirse en un agente que controle el crecimiento desmesurado de la avispa asiática y ayude a garantizar la biodiversidad en Europa. El estudio señala que es prematuro calcular el impacto que tendrá el Pernis apivorus en este proceso, pero que debería tratar de favorecerse su presencia en los espacios afectados por este insecto invasor.

Por último, también se destaca que debe tenerse cuidado con los plaguicidas utilizados contra la avispa asiática, que aparecen ya en la sangre del abejero europeo, un ave especialmente sensible a los contaminantes. Por ello, tendrían que revisarse los protocolos respecto al uso de plaguicidas y la retirada de colmenas tratadas del entorno.

Depredador de la avispa asiática en Europa - Pernis apivorus

Imagen por Accipiter (R. Altenkamp, Berlin) – Own work, CC BY-SA 3.0

El estudio de los científicos del Instituto de Biología Evolutiva (CSIC-UPF) es una noticia esperanzadora para asegurar la biodiversidad y frenar el avance imparable de la avispa asiática. Además, vuelve a mostrar la importancia del equilibrio en los ecosistemas y de la cadena trófica, como explicamos en este post. Puedes ver un resumen del estudio publicado en Bird Study siguiendo el enlace.

Si los animales son tu pasión, ¿por qué no dedicarse profesionalmente a este ámbito? En IDEA contamos con una amplia selección de formaciones, como el Curso de Etología: Comportamiento Animal en que se profudniza en el área de la adaptación o la conducta instintiva, incluyendo las aves. ¿Te interesa formarte para trabajar con animales? ¡Ponte en contacto con nosotros!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *