Los amantes de los animales sabemos que la muerte de una mascota es un momento muy complicado: se siente un gran dolor y se necesita un proceso de duelo. En este post, abordaremos la forma de lidiar con la muerte de una mascota, desde el proceso en sí a lo que puede hacer el profesional de una clínica veterinaria.

Una pérdida que necesita un duelo basado en la comprensión

La muerte de ese compañero que ha estado a tu lado durante tanto tiempo abre un proceso difícil en el que se necesita mucha compañía y comprensión. Lo primero que debe tenerse claro es que el duelo por una mascota existe, ya se trata de una pérdida significativa para todas aquellas personas que han desarrollado un vínculo afectivo a lo largo de los años.

Hay gente que no entiende el dolor que se siente al perder a un perro, gato u otro animal con el que se ha compartido hogar y un periodo importante de la vida. La complicidad y el afecto que se generan es inexplicable para quien no ha tenido mascota: es natural sufrir al perderla.

Cómo lidiar con la muerte de una mascota - Perro

Con la marcha de este compañero, se va una parte de la vida de la persona. Además, el cambio de rutinas que esto provoca, como los paseos, cuidados, encargarse de la comida o de la limpieza de sus espacios, hace tomar consciencia de la pérdida tan importante que se ha sufrido.

Por todo ello, es fundamental que quienes estén viviendo esta situación se sientan arropadas y comprendidas. Aquí, el papel de los veterinarios, asistentes técnicos veterinarios (ATV) y auxiliares veterinarios es clave, tanto en los momentos previos como durante el proceso posterior.

¿Cómo pueden ayudar los profesionales a lidiar con la muerte de una mascota?

Los profesionales de una clínica veterinaria deben mostrarse siempre transparentes y aportar toda la información de la que dispongan sobre la salud de nuestra mascota. Esto tiene que ocurrir desde el momento en que llega un animal enfermo, cuando se prepara una operación o al tratar un paciente muy mayor, por poner algunos ejemplos.

Además, es importante también dejar el espacio necesario para aclarar las posibles dudas que surjan y para que los dueños expresen sus temores.

Cómo lidiar con la muerte de una mascota - Gatito

Llegado el momento, el personal de una clínica tiene que estar presente para los dueños a lo largo de todo el proceso de la muerte de la mascota, tanto si ha ocurrido en una intervención, a través de una eutanasia o si se trata de algo natural.

Los profesionales deben comunicarse abiertamente y explicar todo lo que ha ocurrido, manteniendo un lazo emocional con la persona que está viviendo esta experiencia. Estas situaciones también son complicadas para el propio veterinario, ATV o auxiliar, porque además se suelen haber generado vínculos tanto con las mascotas como con los dueños. En esta compañía, todos pueden encontrar cierto consuelo.

Tras comunicar la noticia y transmitir que se ha hecho todo lo posible, llega el momento de escuchar a las personas que han perdido a su mascota, acompañarlas y ayudarlas. Compartir experiencias vividas con el animal y explicar lo que significaba para el propio profesional también es importante.

Cómo lidiar con la muerte de una mascota - Perro mirando al agua

Para ayudar con el duelo, se pueden aportar ideas para honrar la memoria de la mascota: desde crear un álbum de fotos hasta guardar objetos que lo recuerden. También debería informarse de grupos de apoyo próximos o a través de Internet para sentirse próximo en el proceso.

Este último punto también es recomendable para los profesionales: el personal de una clínica puede necesitar ayuda para lidiar con los duelos, así que el consejo de especialistas no debe rehuirse nunca. Es fundamental saber gestionar estas situaciones para poder seguir trabajando con normalidad.

Con el tiempo, es bonito enviar una carta de condolencias o llamar a los dueños de la mascota para preocuparse sobre su estado de ánimo y mostrar el apoyo del equipo de la clínica.

Si tu sueño es dedicarte al cuidado de animales y quieres estudiar Asistente Técnico Veterinario (ATV) o Auxiliar Veterinario de Animales de Compañía, debes tener en cuenta que lidiar con la muerte de las mascotas será parte de tu trabajo. Esperamos que con este post, sea más sencillo afrontar estos procesos tan complicados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *